Tecnología y Seguridad. Una tarea que recién comienza

La tecnología aplicada a la seguridad es una de los desafíos que han surgido en los últimos años y que todavía persiste a futuro.
En primer lugar, con respecto a la adecuada tecnología a utilizar para que garantice el éxito de las medidas a implementar. Y en segundo, debido a la imprescindible capacitación de las personas encargadas de su instrumentación, lectura e interpretación y su aplicación en consecuencia.
Para comprender un poco más sobre esta problemática se hace necesario recordar que la IoT (Internet of Things) permite la interacción de computadoras, notebooks, smartphones y todo otro dispositivo digital con instrumentos de la vida real obteniendo información del mundo físico para ser enviada al mundo virtual. Luego con la información obtenida a través de una aplicación de IoT se analizan los datos convirtiéndolos en información.

Por qué IoT sirve para la seguridad

La tecnología IoT se ha convertido en una herramienta de gran valor en materia de seguridad, ya que se puede implementar en diversas áreas de la industria, la logística, la agricultura, el medio ambiente, entre otras muchas. De modo que garantiza el cumplimiento de procesos y actividades de manera segura y eficaz como por ejemplo:
-lugares dentro de una empresa que necesitan de una atención específica planificando itinerarios alternativos para prevenir accidentes de los empleados.
-plataformas de iluminación inteligente consistente en sensores detectores de movimiento que ayudan a reducir los robos.
-monitoreo de carga y descarga de mercaderías y transporte de las mismas rastreando satelitalmente los vehículos y detectando cualquier problema técnico. También pueden bloquear la unidad en el caso de robo.

Aplicaciones prácticas de la tecnología a la seguridad

Si bien los sistemas tecnológicos se están perfeccionando cada vez más, aún persisten ciertos problemas tales como:
-proyectos de investigación IoT a mayor plazo del esperado.
-inversión limitada
-inconvenientes de conectividad, interoperación entre plataformas, integración de los dispositivos de hardware y costo total de los proyectos IoT.
Pero otra problemática no menor para considerar, es lograr que la tecnología se utilice de manera adecuada para que su resultado sea efectivo. Esto puede comprenderse a través de los siguientes dos ejemplos.

1-Caso de fracaso: mal uso de la tecnología

En los primeros días de agosto de 2019 en la terminal de Retiro de la ciudad Autónoma de Buenos Aires la vida de Guillermo Federico Ibarrola cambió repentinamente. Acusado de haber cometido un robo agravado en el año 2016 en la ciudad de Bahía Blanca, fue detenido por la policía. De acuerdo a la base de datos que utiliza la Policía de la Ciudad este hombre tenía un pedido de captura expedido por el Juzgado de Garantías Nro.2 de Bahía Blanca.
Las declaraciones de la víctima siempre se mantuvieron en firme, “jamás estuve en Bahía Blanca, nunca cometí un delito, no tengo antecedentes”.
Ibarrola, de 39 años, vive en Ezeiza y nada tiene que ver con un homónimo que sí está siendo buscado por el delito descrito. Entonces, ¿Cuál fue el problema?
El sistema de reconocimiento instalado en CABA en abril de 2019 dio una alerta sobre el rostro de la víctima.
Después de siete días de trámites y juzgados y cuando Ibarrola iba a ser trasladado a una cárcel provincial, la policía se dio cuenta del error. Según la información que entregaron a las autoridades judiciales, el sistema de reconocimiento facial funcionó bien, pero estaba mal cargada la búsqueda. Son 23 personas, en todo el país, con nombre similar y -en un error de carga de la base de datos- pusieron el DNI del hombre que fue detenido en Retiro pero vive en Ezeiza, en lugar del prófugo de Bahía Blanca.

2-Caso de éxito: correcto uso de la tecnología

Jonathan Oscar Ezequiel Peralta, un hombre de 33 años era buscado por un homicidio cometido en 2014 frente a una disco de la ciudad Autónoma de Buenos Aires.
El joven pasó los molinetes del subte con la tarjeta SUBE de una mujer que lo acompañaba. Apenas pasó, el hombre miró a la cámara, saludó sonriendo y le comentó algo a su acompañante. Minutos después sería detenido y puesto a disposición de la Justicia.

El futuro de la seguridad con tecnología

Aquí es donde podemos unir ambos casos con la tecnología y la importancia de manejar cada una de las etapas con suma responsabilidad y con los productos adecuados como sensores, cámaras y programas de procesamiento de datos.
La inteligencia artificial deja de ser inteligente cuando tiene datos mal cargados, cuando no están chequeados o cuando se abusa de cualquiera de las etapas que un proceso requiere.

DETECCIÓN — API — GATEWAY — CLOUD —WEB Frontend/App — Data Análisis - IA

La correcta utilización de estos medios demanda un procedimiento continuo de mejora en los recursos humanos involucrados que no pueden subestimar alguna de las etapas en detrimento del resultado final.
Está claro que la utilización de nueva tecnología no se detendrá en su aplicación en diversos ámbitos y cada vez con mayor profundidad y complejidad.
En el aeropuerto de Ezeiza se ha planeado para el mediano plazo la implementación de cámaras de reconocimiento facial para la detección de personas nerviosas. El objetivo es detectar aquellas personas involucradas en actos de narcotráfico y contrabando. Brasil, Colombia y México ya tienen este sistema en funcionamiento.
En el caso de nuestro país, ¿será útil la implementación de esta clase de tecnología aplicada? ¿Qué problemas pueden surgir de este tipo de procesos de reconocimiento? Responder estas preguntas, puede ser de gran ayuda para garantizar la eficacia de la tecnología (IoT) aplicada a la seguridad.




Boletín Mensual n°197: SEPTIEMBRE 2019

Acceda al último boletín o ver los boletines anteriores

Reciba las últimas novedades y promociones: Suscribirse


Empresas con las que trabajamos

Compañias de vanguardia en tecnología